Se suman 150 nuevas calles a las ya señalizadas en 2012

En los dos primeros meses el papel policial será informativo

El Ayuntamiento de Pamplona limitará la velocidad a 30 kilómetros por hora en 150 nuevas calles con la entrada en vigor hoy de la nueva ordenanza de movilidad. Sumadas a las vías ya limitadas a esa velocidad en 2012, la ciudad tiene en total 417 calles con esa reducción.

Durante los dos primeros meses, en los que no habrá sanciones por infringir las nuevas reglas, el Ayuntamiento pondrá en marcha una campaña informativa para dar a conocer la nueva Ordenanza de Movilidad. Estará enfocada a la circulación de bicicletas y Vehículos de Movilidad Personal (VMP), principales afectados por los cambios. En este tiempo (agosto y septiembre) el papel de los agentes de Policía Municipal será meramente informativo cuando den con personas que no cumplan las normas. “No con un afán de sancionar, sino de formar e informar”, afirmó el concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Labairu, durante la presentación de la puesta en marcha de la ordenanza.

El nuevo equipo de Navarra Suma, representado por Labairu y por Fermín Alonso, concejal de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, anunció también que serán especialmente los barrios de Iturrama, San Juan y Buztintxuri, los que más perciban esos cambios pues no fueron incluidos en la aplicación de esta medida en 2012, que sí llegó a la mayoría de barrios de Pamplona.

En este momento, anunciaron los ediles, el Ayuntamiento trabaja para modificar la señalización horizontal y vertical de acuerdo a las nuevas normas de circulación. “El objetivo irrenunciable es hacer nuestras calles más seguras, reducir el número de accidentes, atropellos y su gravedad”, expresó Alonso.

Además, anunció que el equipo de Navarra Suma está estudiando una modificación del texto para “posibilitar que las personas mayores de 60 años sí puedan circular por las aceras”, argumento que utilizó UPN para abstenerse y no dar su apoyo a la ordenanza actual en la votación el pasado diciembre.

Auditoría completa La nueva ordenanza obliga al actual equipo de gobierno a reducir todas aquellas plazas de aparcamiento que estén a menos de 5 metros de todos los pasos de cebra. El consistorio, anunciaron, “trabaja en una auditoría completa de todos los pasos de cebra de nuestra ciudad” para analizar la seguridad de todos ellos y los elementos que dificultan la visibilidad. Ese espacio de 5 metros estará ocupado por aparcamientos de bicicletas y motocicletas. En los pasos más peligrosos, añadió Alonso, se podrá actuar de manera especial “mediante pasos asimétricos, elevados o por experiencias piloto con iluminación horizontal o mediante luces leds que se iluminen cuando el peatón va a cruzar”.

convivenciaLas medidas de esta ordenanza, explicó Javier Labairu, “están encaminadas al calmado del tráfico, los conductores deben adaptarse a que lo importante no es la velocidad sino la seguridad”. Ciclistas y conductores compartirán la calzada en aquellos casos en los que no exista un carril bici debidamente señalizado. Con la entrada en vigor del texto, desaparece el uso de las aceras señalizadas (pintadas) para el uso de la bicicleta, aunque el equipo de gobierno se reserva la opción de habilitarlas “en determinadas situaciones”.

Según anunciaron ayer los concejales de Navarra Suma esa pérdida de kilómetros ciclables solo será compensada con la puesta en marcha “próximamente” del carril bici de Labrit, a esperas de la decisión que tomen con Pío XII, donde ya anunció Labairu no repondrán las protecciones para ciclistas deterioradas por el trasiego de vehículos.

https://www.noticiasdenavarra.com/2019/08/02/vecinos/pamplona/pamplona-tendra-417-calles-limitadas-a-30-kmh-con-la-entrada-de-la-ordenanza-de-movilidad